viernes, 7 de diciembre de 2007

HACER AGUA


Repasando mi articulo, antes de publicarlo, y pensando en la mejor forma, la mas directa, y la mas clara de comunicar una información, una idea, una critica, una noticia me vino a la cabeza la famosa primera estrofa (estribillo) "Aserejé, já, dejé, dejebe tu de jebere sebiounouva, majabi and de bugui and de buididipí". Fijaros que mensaje más complicado pero Las Ketchup lo comunicaron brillantemente hasta tal punto que la bailaron, nada más y nada menos, en la mismísima casa blanca y incluso en el Kremlin. Los grandes personajes se han caracterizado siempre por su don comunicativo y la facilidad y claridad de transmitir sus ideas y sus proyectos. ¡Que tarea más difícil!

PROYECTO:
Este año se anunció la publicación de un semanario titulado 'El Periódico de Tánger', editado en lengua castellana, dentro de las diferentes actuaciones encuadradas en el proyecto denominado “Calle de Agua”, con el que se hace referencia a una metáfora pronunciada por el Cónsul General de España en Tánger, en alusión al hecho de que el Estrecho de Gibraltar no es una barrera sino una simple “calle de agua” que une las dos respectivas “aceras”. Es una iniciativa de la Asociación de Prensa de Cádiz, del Instituto Cervantes de Tánger y de la Junta de Andalucía (Agencia de Cooperación Internacional Andaluza)। Su distribución y edición se realizará en Tánger, a través del periódico regional “Le Journal de Tánger”: un periódico con una tirada de diez mil ejemplares, en lengua francesa, que se distribuye por todo el norte de Marruecos. Los objetivos de este programa, según sus responsables, están resumidos en incentivar el uso del castellano como elemento de comunicación intercultural a ambos lados del estrecho, en especial en el ámbito del periodismo y la información. Es una publicación para el fomento de la cooperación, del entendimiento y de la tolerancia, así como una herramienta para profundizar en el conocimiento mutuo, evitando recelos y posibilitando en el futuro la creación de acciones paralelas y complementarias tales como: un centro de formación para periodistas, un programa de radio en castellano, el lanzamiento de una página web, y la creación de una televisión por Internet. Así, el citado semanario procurará abordar temas de interés para los tres millones de hispanohablantes que residen en el norte de Marruecos y, al mismo tiempo, fortalecerá las relaciones bilaterales entre los dos países vecinos, manteniendo informados a los empresarios de ambos lados del Estrecho sobre la realidad común de los dos países.

ESCÁNDALO:
Hasta aquí, el proyecto es coherente, en busca de puentes de unión entre España y Marruecos. Sin embargo los hispanistas marroquíes, y sobre todo los tangerinos, no tardaron en levantar la voz de alarma, en varios medios de comunicación, ante el anuncio de la publicación de este semanario junto con el periódico “Le Journal de Tánger”, lanzando un mensaje de desprestigio hacia las entidades andaluzas financiadoras (alrededor de 200.000,00 Euros) de esta iniciativa. Palabras y opiniones basadas en el pasado turbio, con antecedentes penales y poca credibilidad, del socio tangerino. Ni tan poco entienden la falta de transparencia de la Junta de Andalucía al utilizar los fondos europeos de cooperación internacional en un proyecto llamado intercultural que goza, según ellos, de poca fiabilidad. Mientras, en la mayoría de la prensa española, en casi toda, se hizo mención a la noticia y se denunció, con relatos, la nefasta gestión del proyecto. Para colmo, El Sindicato Nacional de Prensa Marroquí tomó cartas en el asunto, añadiendo otra nota de color en la polémica, sobre la relación entre las entidades españolas y “Le Journal de Tánger”. A través de un comunicado ese Sindicato hace referencia a la corrupción, a la falta de libertad de expresión y al poco respeto a la transición democrática en Marruecos, al no presentar con transparencia y profesionalidad este proyecto. En resumidas cuentas, recriminando a los políticos andaluces el no acudir a la opinión pública y el no seleccionar una prensa más profesional.

DESPRESTIGIO:
Sin duda, “El Periódico de Tánger” no ha podido levantar más polémica entre los periodistas marroquíes, corresponsales que conocen la realidad política, más allá del presente inmediato, como también entre los hispanistas marroquíes que buscan la información de su entorno en español, sin olvidar la reacción preocupante de los propios periodistas nacionales. A raíz de lo sucedido, tanto La Asociación de Prensa de Cádiz como La Junta de Andalucía se plantearon, tarde, a finales de octubre, en unas notas de prensa, a través de sus respectivos portavoces, declarar su inocencia reconociendo su desinformación sobre el estado profesional actual de la prensa marroquí y comunicando que no apoyan el lanzamiento de ese semanario en cuestión, sin duda con la intención de quedar al margen de la controversias y del escándalo. Pero, sorprendentemente, siguen apoyando la puesta en marcha del semanario dentro del proyecto “Calle de Agua”, eso sí con la condición de justificar todos los gastos financieros que ello conlleve.

Y DECEPCIÓN:Este ciudadano tangerino, nacionalizado español, residente en Europa hace 28 años, de ellos 24 en la ciudad de Málaga, profesional autónomo, inmigrante y trabajador se muestra escandalizado por el “macabrazo” desarrollo de este culebrón, por lo que considero una derrota del espíritu de reforma y transparencia por el que tanto luchamos algunos। Yo dudo de la veracidad de los hechos, y de las cifras de difusión que no se someten al control de ningún organismo oficial. Dudo de las declaraciones, tipo notas de prensa, que tiran las piedras a otro lado sin fundamento. Señores, creo que a este asunto le falta seriedad, profesionalidad, responsabilidades políticas, respuestas claras y contundentes porque se trata del dinero del contribuyente aunque sea del programa de la comunidad europea de cooperación internacional (cuya financiación se realizara mediante sus propios recursos, o la colaboración con otras entidades nacionales e internacionales o organizaciones no gubernamentales). Yo creo que las actividades que apuestan por el desarrollo intercultural de las dos orillas deben apoyarse en la pintura, el cine, el teatro, la fotografía, la literatura, la poesía, las conferencias, los debates, las tertulias, el turismo, las tradiciones, la gastronomía, los intercambios universitarios, las actividades para fomentar la paz y la tolerancia, etc. y, por supuesto, también en la prensa y la comunicación. La libertad de la expresión de la palabra debe ir por el mismo camino del Marruecos actual y, especialmente, en este caso, del Tánger actual de acuerdo con su verdadera vocación de seriedad y profesionalidad. Yo opino que la ciudad de Tánger, actualmente, no necesita ni periódico en lengua francesa ni en lengua castellana, lo que le hace falta, sin duda, es un periódico en lengua árabe con su semanario, con su suplemento semanal y porque no, acompañado de un coleccionable, por ejemplo sobre la historia de España en el norte de Marruecos. Estoy convencido que podía ser un atractivo e importante proyecto cultural para unir mas las dos orillas. Referente a los tres millones de hispanohablantes, residentes en el norte de Marruecos, no les hace falta para nada leer las noticias los fines de semana en lengua castellana. Ya que sabemos todos de sobra que tenemos el acceso informativo diario a cualquiera de los medios de comunicación existentes. Para finalizar, y en lo concerniente a los empresarios de las dos aceras, estoy seguro de que sus medios de información están, y deberán estarlo siempre, ajenos a un semanario de poco peso, manipulado y pachanguero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradecemos de antemano su aportación.