jueves, 1 de enero de 2009

El padre del pueblo andaluz frente al terrorismo nacionalista.

Blas Infante.

Nació en Casares (Málaga) un 5 de Julio de 1885 y moría fusilado, sin juicio ni sentencia un 11 de Agosto de 1936. Fue considerado hombre sabio, un espíritu universal, musulmán, andaluz y sobre todo modesto, casi tres mil manuscritos y catorce obras literarias.

Actualmente, cuando los andaluces en declaraciones públicas hacemos referencias a nuestra historia, ocultamos nuestra realidad, provocando inmediatamente elementos reaccionarios y sintiéndonos amenazados. Hoy mismo, el reflejo interpretativo social es incompatible con la realidad histórica de Andalucía.

Desde varias editoriales, como Shalom Magazine, Periodista Digital o Ediciones Católicas, entre otras, se lanza todo un arsenal de violencia verbal y de acusaciones sin coherencia (seguramente, en otro país sería objeto de demanda judicial), revelando una segura y próxima sublevación de los pueblos árabes musulmanes para recuperar su soberanía perdida. Y todo enfocado y basado, supuestamente, sobre el nacionalismo andaluz, y reivindicando el inicio de un ofensiva feroz contra el Islam y la inmigración. Se puede palpar y observar, en multitud de sitios de la web, el malestar que produce, en la “derecha nacionalista española” y, concretamente en grupos “integristas católicos y judíos”, la historia y el pasado de Andalucía. Para la mayoría de estos pensadores, y soldados de la libertad, la situación es mucho más peligrosa que los atentados de ETA.

Blas Infante ha defendido siempre un nacionalismo libre, sin distinción, asentado, sobre todo, en los valores históricos y culturales, en la integración de civilizaciones, de cultos, de filosofías y de pueblos, tal y como nos enseñaron nuestros antepasados “andalusíes”.

Según Blas Infante, y según la historia, Andalucía, en general, no podrá exigir el respeto ni el pago de la deuda histórica que se le debe, si no la conoce y no se conoce a sí misma. Esto es obvio. Llegó a declarar frases como estas:

“La etapa de Al-Andaluz fue de libertad y brillo cultural”.
“La conquista cristiana fue intolerable y uno de los orígenes del latifundio.”
“Las cruzadas, el robo y el asesinato están presididos por la cruz”.
“La causa de un pueblo jamás prescribe”-

Sirvan, por lo demás, sus palabras, y su conciencia para rescatar del olvido la memoria de Andalucía, y así dejar de llamarle cretino integral, subnormal profundo,... y no volver a reincidir en insultos y descalificaciones. Blas Infante no inventó la Historia de Andalucía sino que sintetizó su conocimiento y sus enseñanzas para que pudiera ser conocida, comprendida y estudiada.

“Cuando todos los andalusíes (murcianos) conozcan su verdadera historia y esencia, será cuando llegaremos a obtener la fuerza necesaria para exigir el respeto que se nos debe, por tener una personalidad tan diferente de aquella que trataron de imponernos por la fuerza”. Blas Infante.
“El pueblo que olvida sus raíces se condena a sí mismo a repetir sus errores, y al desprecio de los demás”. Blas infante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradecemos de antemano su aportación.