sábado, 14 de marzo de 2009

El MUSK, EL VERDADERO ENCUENTRO.

El verdadero encuentro es la presencia de dos almas. No llego a entender por qué todo el mundo se queja. Las mujeres estupendas siempre aparecen, y algunas se quedan. No me refiero para nada a las prostitutas. No estamos ciegos, la calle es extraordinaria. Casi toda nuestra vida la pasamos en la calle. Hay muchos que le cuesta trabajo ir a dormir en su casita. Todos nuestros acontecimientos nos pasan fortuitamente fuera de nuestro hogar, incluso en muchos casos hasta nacer o morir. Nos cruzamos sin prestar atención, somos desconocidos, nos miramos indiferentemente, nos olvidamos, nos fugamos, inmigramos,… En fin, vivimos cada uno su propia supervivencia. Para algo sirve nuestra identidad.

¿Qué sucede cuando nos topamos con otra vida o con otro ser imprevisible? Simplemente lo que llamamos “un encuentro”. Dos cuerpos tropiezan y tenemos que pasar a la práctica. Más tarde, si te he visto no me acuerdo. Eso es radicalmente ridículo, no tiene ningún sentido, está absolutamente vacío de contenido. ¡Tiene mucha cara! proclama la cara embobada. Da igual que la experiencia fuese placentera, el alejamiento siempre es difícil y complejo. Será porque los códigos identificadores son lamentablemente insuficientes. De todos modo, siempre cae la típica preguntita: “ ¿y cómo va aquello?”. Una palmadita en la espalda y a volver a empezar. ¡Animo! “¿Quién es ese puñetero tío para meterse en mi vida?, ¿de qué va y de qué presume?, ¿por qué se cree mi papaíto?”. Pero me queda el consuelo de que a más de uno, y de dos, les pasa lo mismo. Los humanos, torpemente, tropezamos dos veces con la misma piedra.

¿Qué pasa cuando el olor de un perfume provoca un giro inesperado de tu mirada a otra persona o cuando una fragancia que te hipnotiza? ¿Y cuándo se trata de un perfume varonil llamado Musk, definido por muchos como una palabra mágica? Es el no va mas, es tocar el cielo y es el verdadero encuentro. Es una esencia de origen animal, un olor cálido, dulce y que perdura en el tiempo. Originariamente, la esencia era extraída de las glándulas de la raza de ciervos Moschus, originarios del Tíbet, China y Nepal. Este aroma provoca la atracción sexual en las mujeres y es por ello que está considerado como un perfume erótico. El extracto ha sido actualmente sustituido por unos derivados sintéticos evitando así la posible extinción de esta raza de ciervos. Pese a todo, los orígenes del Musk siguen estando rodeados de mitos y leyendas. El término oriental Musk significa "Esencia amorosa de antílope".
Perfumería Madini en la medina de Tánger.
Al final de los años 60, aires de cambio soplaron a lo largo y ancho del mundo. Nuevas generaciones variaron las reglas y los comportamientos. Eran tiempos de innovaciones rápidas y veloces. La música, las costumbres, la moda sufrieron unos trueques bruscos. Los jóvenes abrazaron con desparpajo las exóticas y sabias filosofías orientales buscando evadirse a una vida más sencilla y natural. Este nuevo estilo de vida se reflejó también en las fragancias de culto oriental.

Los árabes, basándose en la medicina Oriental de China e India, le atribuyen muchas propiedades al Musk natural por sus efectos afrodisíacos. Así fue como empezó, gracias a ese maravilloso perfume, la seducción de las mujeres por los dioses, rompiendo así los pilares sagrados, religiosos y morales. Algunos lo calificaron como obra del propio demonio y, al mismo tiempo, contradictoriamente, se concedió el permiso para propagar su apasionante uso. Es un perfume sensual objeto de deseo, es una sustancia de color marrón, amarga, volátil y poderosa. Reaviva la obstinación e inhibe la represión de los impulsos sexuales femeninos. Algunos libros antiguos de Medicina relatan casos de varones que, a sus 80 años, fueron revitalizados en su poder sexual gracias a esta valiosa sustancia.

El Musk es un poderoso estimulante olfativo que produce estados de euforia en el deseo erótico. Es un perfume que guarda cerrado su poder sensual durante decenas de años y, un sólo gramo, es capaz de llenar una habitación de un aroma, tan permanente y penetrante, que tardará varios días en evaporarse; por tanto debe usarse con sumo cuidado. Es uno de los más caros de la industria cosmética junto con el esperma de ballena y el ámbar gris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradecemos de antemano su aportación.