viernes, 31 de mayo de 2013

UNA LLAMADA PERDIDA.

Hoy repito lo dicho hace dos años, no lo puedo remediar porque nací en Tánger "en el año 2011 Tánger, fue elegida segunda ciudad que los turistas deben visitar según la prestigiosa revista Lonely Planet, sólo fue superada por Nueva York en el mejor de 10"

Tánger en los años 50, fue el refugio de príncipes, la noche de bellas durmientes, la juerga de lujo, el hormiguero de los bohemios y todo sin reservado de derecho de admisión. Nadie venia a rendir cuentas, sino a rendirse. Esta ciudad mítica y cosmopolita también fue cobijo de espías, contrabandistas, desarraigados, exiliados y emigrantes y al mismo tiempo tierra prometida para profesionales y artistas, industriales y comerciantes. Todos  encontraron, en ella,  juntos una vida llena de placer y armonía, la seguridad, la libertad, las oportunidades o la paz que no disfrutaban en sus países de origen. Sin embargo, solo pensaban en cambiar de vida.
Lo curioso es que todos paseaban bajo la mirada agradecida a una distancia prudente de las tres religiones,  la islámica, la cristiana y la judía. Reinaba el silencio de los tres dioses, callaban y bastaba  con tener llenas las arcas de los santuarios.

LA PLAYA DE TÁNGER JUNIO DE 2011
Hoy me tope con unas declaraciones del arzobispo de Tánger, Santiago Agrelo, que pide medidas para acabar con las muertes de inmigrantes en el Estrecho y  solicita a las autoridades marroquíes que miren seriamente por la dignidad humana y que adopten medidas mas eficaces. Me pregunto cual es la opinión al respecto de la comunidad judía, de las comunidades musulmanas, de los movimientos islamistas que cada vez son más fuertes y de los partidos islámicos que están muy presentes en la sociedad civil?

Esta claro, Tánger en los últimos años se duplico su mira en dos direcciones: una, la que tenia hacia España y Europa y la otra, hacia África. Supongo que está todo por hacer, echo de menos una respuesta y una posición contundente sobre este corredor de la muerte y el efecto llamada. No tenemos toda la vida, y vamos pidiendo soluciones a esta tragedia, a esta huida masiva. La emigración es, en principio, un fenómeno social, económico y político y es debido a un reajuste en en lugar de origen, donde inocentes sumergidos en sensaciones engañadas se preparan para el gran viaje. Ahora que lo pienso, la llamada perdida del obispo, es de naturaleza religiosa y honesta y no pide nada a cambio, solo pide, un derecho humano de un cambio de vida.

Woody Allen: "La realidad cotidiana de hoy día puede llegar a ser muy deprimente. Así que la gente tiene la necesidad imperiosa de buscar un sentido a sus vidas, de aferrarse a la idea de que hay algo especial esperándoles en algún lado."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradecemos de antemano su aportación.