martes, 3 de septiembre de 2013

"MANZOLIBEN", "MANZO" PARA LOS AMIGOS.


Abdessalem, bautizado como "Manzoliben", fue el inductor y creador de ese invento poético publicitario: “Manzoliben unde libenlasen” tal cual como lo recita él. Es su predilecta táctica para cautivar los bolsillos de los turistas. A dado en la diana. No es nuevo este invento publicitario, ya existe en todos los países del mundo, pero la gracia que envuelve sus mensajes y sus chirigotas es única y hasta moderna y acorde con los tiempos que corren.

No ha publicado ningún manual publicitario, que lástima, es por culpa de su falta de estudios. Ni falta que le hace, todo lo tiene memorizado, y casi todos los recados le llegan por obra de dios. Estamos en el zoco chico de Tánger, su Bazar no tiene escaparates, te espera en la puerta atento como un buitre. Por arte de magia, no se como lo ingenia, que de pronto te encuentras en el fondo del local y ahí empieza el Show, una cascada de mensajes, chistes, palabras con doble sentido. Es un fuera de serie, yo me parto. Es su manera de trabajar.

"Manzo", hoy mismo, es una leyenda viva en la Medina, su frase favorita es en alemán “Man muss leben und leben lassen” que viene a decir “El hombre debe vivir y dejar vivir” y al raíz de ahí se popularizo su apodo de “ManzoliBen” y para los amigos "Manzo".

Su inteligencia para abordar los turistas se basa en la habilidad de globalizar sus mensajes da igual la nacionalidad. Su oficio es dialogar y regatear y encontrar puntos de unión, entre su faena teatral y la actitud del cliente. Es un auténtico monologuista. Después de tocar varias teclas, culmina diciendo que no se trata de tirar el dinero, y que una compra será siempre una buena inversión. Y vaya si compran…

La verdad de una exitosa relación compra-venta es cuando las dos partes cierran el trato a lo grande, contentos los dos y cuando el costo de este Souvenir, importa menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradecemos de antemano su aportación.