lunes, 11 de julio de 2016

El Fantasma de la Colina Charf de Tánger.

El encargado del Faro Charf, Mohamed Larbi El Khayat.
Foto: Abdellatif  Bouziane. 25 de Junio de 2016.
La Colina Charf de Tánger esta elevada unos 100 metros sobre el nivel del mar y goza de unas vistas panorámicas sobre la ciudad y su bahía mediterránea, exactamente sobre la costa de Cap Malabata. La leyenda griega cuenta que el cuerpo masivo de Anteo fue enterrado por su vencedor Hércules en esta misteriosa colina. El nombre Charf se debe a que la mayoría de sus terrenos eran propiedad de Chorfa, adeptos que se consideran descendientes del profeta Mahoma, una distinción religiosa y sufí. Hay cuatro lugares a destacar en la Colina Charf, primero por importancia, el desatendido Faro Charf que data su construcción italiana desde 1913, segundo el desaparecido Bar Charf cuya arquitectura se asemeja desvergonzadamente a una mezquita y que ha tenido su esplendor en los años cincuenta y sesenta, tercero el fantasmagórico inexistente Santuario Mulay Buchta El Khammar que solo era una caseta del perro de la mujer de origen italiano y dueña del Restaurante-Bar Charf, y en cuarto lugar el descuidado Cementerio Charf. Y todo eso explicado, en este vídeo, con maestría por, ya Jubilado, el experto encargado del Faro Charf, Mohamed Larbi El Khayat.


El Ex-Bar Charf, convertido actualmente en una vivienda
y un modesto cafetin. Foto: Abdellatif Bouziane. 25 de Junio de 2016.
El Faro Charf. La puerta principal.
Foto: Abdellatif Bouziane, 25 de Junio de 2016.
La instalación eléctrica del Faro Charf,
Foto: Abdellatif Bouziane, 26 de junio de 2016.
Dentro de la parte superior del Faro Charf,
Foto: Abdellatif Bouziane, 26 de junio de 2016.
Delante del Faro Charf. Un servidor, El Encargado, Mustafa Akalay
y Hassan Alami.  26 de junio de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradecemos de antemano su aportación.