martes, 4 de junio de 2013

TÁNGER, DE PUERTAS ADENTRO.

No quería, he estado intentado no hablar de ello, pero será porque soy como soy y que nadie me va premiar, lo haré con la mejor intención. Hoy voy a hablar de la sexualidad, en concreto de las estadísticas sacadas de quien y donde se practica más sexo. Voy a hablar de Tánger que ocupo el quinto puesto entre el Top 10. Antes de exponer la noticia, me gustaría celebrarlo con esta extraordinaria canción de Nass El Ghiwane, una manifestación de victoria y un grito nostálgico a todos los compañeros de viaje : El Hmami. (Festival Mawazine, Rabat 2011).

                      

La marca de preservativos Durex elabora anualmente un estudio para definir los hábitos y costumbres de diferentes países en torno al sexo, exactamente en 23, y la lista resultante de esta investigación sobre el desempeño sexual de la sociedad a nivel mundial ha sido publicada por el diario británico Times.

En el primer puesto se quedo San Petersburgo, la segunda ciudad más importante de Rusia, el frió y la dureza de su clima  son los protagonistas. La segunda, quedo La Habana, capital de Cuba, haciendo honor a su fama de su gente exótica, sensual y bailóna. En el tercer lugar, va Roma por su situación mediterránea. En el cuarto lugar, Sevilla, porque aquí sus ciudadanos piensan que el sexo va unido a sus vidas. Lo sorprendente, es Tánger que ocupo el quito puesto, sin mas explicaciones solo añaden un dato que de puertas adentro todo cambia y que dentro de las casas la cultura sexual adquiere una enorme importancia. Vienen después por orden Estambul, París, Nueva York, Londres y por ultimo Berlín. 

Me cuesta digerir este encuesta, no soy un experto en la materia y con humildad dejo que cada uno saque sus propias conclusiones. Nos guste o no, nosotros los tangerinos no somos lo que pensamos que somos. Actualmente somos tal como la gente nos describe y nos recuerda tal como eramos. La quinta posición es una declaración emocional,  debe aumentar la autoestima a más de uno, a mi me ha sorprendido gratamente.  Da igual lo que piense cada uno de nosotros, las estadísticas ya están ahí circulando por todo el planeta y la etiqueta esta compartida. Eso, afortunadamente no está en nuestras manos, el poder lo tiene la gigantesca multinacional Durex que seguro explotara bien las respuestas aumentando sus abrumadoras cifras de ventas.

Esta clasificación en el quinto puesto, no es un insulto que ensucia nuestra ciudad y tampoco es un cumplido para nuestro turismo, ni es una acusación que choca con la religión y la tradición es justo lo contrario es una demostración  de nuestra ignorancia sobre nuestra propia intimidad,  es la prueba de la ruptura moral de los fantasmas de la represión machista con el despertar feminista. En definitiva es un premio a nuestra libertad. Lo único que nos queda es festejarlo, aplaudir deportivamente y buscar nuestra honestidad cotidiana y no dejar engañarnos pensando que somos los Reyes del Mambo.
Gracias, Durex.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradecemos de antemano su aportación.