jueves, 18 de diciembre de 2014

Zaouia Naciria y el misterio de supervivencia.

La Zaouia Naciria es una hermandad religiosa sufí, fundada por Sidi Mohamed Ben Nacer en el siglo XVII en el pequeño pueblo de Tamegroute al sur de Marruecos, en el valle del Draa a 30 km al sur de Zagora.

Zaouia Naciria de Tánger (de Sidi Mohamed Ben Nacer) 
en Calle Naciria Cerca de Saqqaya Jedida.
Sidi Mohamed ben Nacer estando discípulo predilecto y con sólo treinta años recién cumplidos,  en el año 1630, se empeñó en perfeccionar y profundizar su formación como teólogo y en empaparse de cultura en general. Desde entonces tomó el mando y se puso al frente como líder espiritual de la Zaouia Naciria, creó diversas misiones combinando la ciencia con el pensamiento islámico, armonizando la espiritualidad con tareas sociales e incorporando el sufismo persa al linaje místico de la hermandad. Sidi Mohamed Ben Nacer, a raíz de una veintena de viajes que realizó a la meca en Oriente Medio, al norte de África y a la India, recopiló y trajo innumerables libros antiguos de teología islámica, historia, medicina, farmacia, matemáticas, astrología, astronomía…Unos cuatro mil manuscritos se mantienen allí, incluyendo Coranes, escritos sobre piel de gacela. Instauró esta biblioteca islámica junto a una escuela coránica en el mismo santuario. Su ambición culminó con el desarrollo y la expansión nacional del movimiento Naciri, amarrando las hermandades en todo el país.

(Este es un vídeo que narra la historia de la Zaouia Naciria, la más antigua y la más importante como hermandad sufí y mística de Marruecos)


Las Zaouias en sus principios siempre se habían dedicado a labores fundamentalmente sociales, de escuela, de refugio, de asistencia sanitaria, de divulgación de cultura y ocio, de alivio y de caridad. Algunos llegaron a ofrecer hasta asistencia jurídica gratuita, y otros han llevado sus fines a la necesidad de coexistir y convivir con otras etnias o religiones bajo el lema de la modestia y la tolerancia. Así y poco a poco, las Zaouias llegaron a tener una importante autoridad espiritual y socio-económica sobre casi todo el tejido social y reforzaron su unidad e identidad, hasta tal punto que las influencias y el poder manipulativo de estas comunidades socio-religiosas incomodaba a los gobiernos de turno que llegaron a manifestarse con cierto temor y preocupación y no tardaron en modificar el sistema judicial, en elevar los impuestos, en aumentar los controles fiscales y en endurecer los requisitos de todas las actividades comerciales y lucrativas de todas las comunidades religiosas y sobre todo de las Zaouias.

Todas las enseñanzas de Sidi Mohamed ben Nasser estaban basadas según su deseo de combinar la ciencia y la religión musulmana respetando la Sunnah en todos sus manifiestos y en que las viejas costumbres del profeta sean un instinto hereditario indiscutible. Es el único camino a dios y de ello depende nuestra existencia,  según sus palabras. 

Me pregunto ¿cuál es el misterio social de la existencia y de la supervivencia de las Zaouias durante siglos en los países musulmanes, estando perseguidas, vigiladas y controladas? Muchos lo achacan a la ignorancia y al analfabetismo de la población, otros a la superstición y al miedo metafísico.  Probablemente, pienso, que se debe a sus aciertos y sus motivaciones, a la difusión de sus teorías y principios. Pero hoy por hoy, cuando uno ve, escucha o lee lo que ofrecen la casi totalidad de las Zaouias, la realidad difiere bastante con sus manuales de base y los argumentos ofrecidos y las conclusiones no convencen. Las prácticas didácticas y las tareas socioculturales han desvanecido. Todos los compromisos serviciales, sociales y científicos se han eclipsado con el paso del tiempo. Las Zaouias hoy mismo, sólo ofrecen actos folclóricos de protocolo, cánticos y danzas espirituales llevadas hasta el éxtasis.

“El Islam” de las Zaouias fue un islam de comunidad, un islam social, un islam suave, tolerante y cortés, un islam de vivir en paz, un islam sufí,  un islam cercano. ¿Puede ser de otra manera? La política y el poder, a menudo están lejos de las preocupaciones del pueblo y las Zaouias actualmente tampoco están por la labor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le agradecemos de antemano su aportación.